16- “El brazo y la mitad del rostro se oscurecieron. Mientras se desvanecía en el aire, el oráculo reclamaba esas partes del cuerpo de Volu como suyas. “No es gratuito poder saber el destino, no sé por qué siempre lo olvido”, pensó ella.”
Por Pablo Quiroga

16- “El brazo y la mitad del rostro se oscurecieron. Mientras se desvanecía en el aire, el oráculo reclamaba esas partes del cuerpo de Volu como suyas. “No es gratuito poder saber el destino, no sé por qué siempre lo olvido”, pensó ella.”

Por Pablo Quiroga

15- “Enfrentada al imponente oráculo, Volu se sintió entrar en un trance. Trató de concentrarse en Tark (Líder del Lupux Klan, y su amor perdido), y comprendió al fin que había cometido un error: Los líderes de los Kankras eran los únicos dueños del secreto de las papas fritas. Debía encontrarlos de nuevo para deducir el origen de tan poderoso elíxir y así regenerar la salud de Tark. El portador de sabiduría le repetía, mientras le revelaba su destino, las siguientes palabras: “Atravesarás más que el desierto, hay más de un mundo”.”
Por Martes 13

15- “Enfrentada al imponente oráculo, Volu se sintió entrar en un trance. Trató de concentrarse en Tark (Líder del Lupux Klan, y su amor perdido), y comprendió al fin que había cometido un error: Los líderes de los Kankras eran los únicos dueños del secreto de las papas fritas. Debía encontrarlos de nuevo para deducir el origen de tan poderoso elíxir y así regenerar la salud de Tark. El portador de sabiduría le repetía, mientras le revelaba su destino, las siguientes palabras: “Atravesarás más que el desierto, hay más de un mundo”.”

Por Martes 13

14-“No sabía muy bien donde estaba, pero luego de su arduo periplo aún esperaba respuestas…”
Por Juan Anturio

14-“No sabía muy bien donde estaba, pero luego de su arduo periplo aún esperaba respuestas…”

Por Juan Anturio

13- “Ella supo que no iba a necesitar de sus armas para seguir el camino. Paró por un momento, y se acordó de los tres sujetos que había exiliado; Comprendió que el haberles quitado el rostro, era una forma de haberles destituido de su propia historia. Ya habían dejado de ser los tres jefes Kankras; ahora (pensó ella) eran otra cosa.”
Por Pablo Quiroga

13- “Ella supo que no iba a necesitar de sus armas para seguir el camino. Paró por un momento, y se acordó de los tres sujetos que había exiliado; Comprendió que el haberles quitado el rostro, era una forma de haberles destituido de su propia historia. Ya habían dejado de ser los tres jefes Kankras; ahora (pensó ella) eran otra cosa.”

Por Pablo Quiroga

12- “A medida que subía los peldaños de la torre, Volu podía sentir el aliento frío de los espectros que resguardaban el lugar. Sin embargo, ya antes se había enfrentado a otros seres medio muertos y estaba más asustada por la perspectiva de un futuro dominado por los Kankras. Sabía que el secreto para sobrevivir era llegar al último escalón sin mirar hacia atrás…”
Por Martes Trece

12- “A medida que subía los peldaños de la torre, Volu podía sentir el aliento frío de los espectros que resguardaban el lugar. Sin embargo, ya antes se había enfrentado a otros seres medio muertos y estaba más asustada por la perspectiva de un futuro dominado por los Kankras. Sabía que el secreto para sobrevivir era llegar al último escalón sin mirar hacia atrás…”

Por Martes Trece

11- “El robo trajo la venganza, que a su vez trajo masacre. Sin saber el paradero de su amor y con sus victimas vagando por el desierto, el único lugar que conocía donde podría encontrar respuestas era aquella torre: Negra como la obsidiana, alta hasta perderse de vista, y en su cúspide el oráculo custodiado por aquellas criaturas alucinatorias…”
Por Juan Anturio

11- “El robo trajo la venganza, que a su vez trajo masacre. Sin saber el paradero de su amor y con sus victimas vagando por el desierto, el único lugar que conocía donde podría encontrar respuestas era aquella torre: Negra como la obsidiana, alta hasta perderse de vista, y en su cúspide el oráculo custodiado por aquellas criaturas alucinatorias…”

Por Juan Anturio

10- “El odio que sintió al saber que su enamorado había sido asesinado la perturbó. Decidió no matar a los 3 jefes….optó por un mejor castigo: el exilio.”
Por Pablo Quiroga

10- “El odio que sintió al saber que su enamorado había sido asesinado la perturbó. Decidió no matar a los 3 jefes….optó por un mejor castigo: el exilio.”

Por Pablo Quiroga

9- “Maravillados por sus logros y borrachos de papas fritas, los Kankras no oyeron acercarse a Volu (reina de las Ninfomaníacas del Río), quien con sus poderes mentales había descubierto lo que los tres jefes se estaban tramando”
Por Martes Trece

9- “Maravillados por sus logros y borrachos de papas fritas, los Kankras no oyeron acercarse a Volu (reina de las Ninfomaníacas del Río), quien con sus poderes mentales había descubierto lo que los tres jefes se estaban tramando”

Por Martes Trece

8- “El amor es el único percance”
Por Juan Anturio

8- “El amor es el único percance”

Por Juan Anturio

7- “Los tres jefes estaban esperando a que amaneciera. Durante ese tiempo, realizaron el ritual kankriano…..que los hubiera intentado atacar un PONCSJNIU fue simplemente un pequeño percance .” 
Por Pablo Quiroga

7- “Los tres jefes estaban esperando a que amaneciera. Durante ese tiempo, realizaron el ritual kankriano…..que los hubiera intentado atacar un PONCSJNIU fue simplemente un pequeño percance .” 

Por Pablo Quiroga

LA BALA PERDIDA es un ejercicio inacabado de narración gráfica, pensado y desarrollado por tres dibujantes bogotanos.

Inspirados por proyectos similares, pero más que nada movidos por la necesidad de retarnos los unos a los otros, creamos este blog para compartir con ustedes nuestro experimento de generación espontánea de una historia.

Esperamos recibir comentarios y sugerencias, que pueden escribir en la sección de preguntas (Ahí donde dice que contestamos sus dudas).

view archive



¿QUÉ ES ESTO?

SOBRE LOS AUTORES

INVITADOS

OTRAS BALAS

¿PERDIDO? Contestamos sus dudas